top of page
Buscar

La medicina oficial y el cáncer de mama


¿Qué nos dice la medicina oficial sobre el cáncer de mama?


Algunas citas tomadas del sitio oficial de la American Cancer Society (www.cancer.org) en relación a los factores de riesgo del cáncer de mama:


“A pesar del hecho de que muchos factores de riesgo puedan incrementar las probabilidades de desarrollar cáncer de mama, no sabemos cómo algunos de estos factores de riesgo causan la cancerización de las células.”


“No sabemos cómo las hormonas femeninas estimulan el crecimiento del cáncer de mama. La forma en cómo esto ocurre aún no ha sido establecida.”


“… Diferentes cánceres poseen diferentes factores de riesgo. Aún así, el hecho de tener un factor de riesgo, o incluso varios, no significa que se desarrollará la enfermedad.”


“La mayoría de las mujeres que tienen uno o varios factores de riesgo para el cáncer de mama nunca desarrollan la enfermedad, teniendo en cuenta que muchas mujeres con cáncer de mama nunca evidencian factores de riesgo. Incluso cuando una mujer con cáncer de mama tiene un factor de riesgo, no hay forma de probar que sea ello la causa de cáncer.”


Primera conclusión: la medicina oficial, y la oncología en particular, se encuentran perdidas, deambulando a ciegas, tanteando en la oscuridad de manera tan torpe como ridícula, buscando inútilmente juntar peras con manzanas.


Resulta lamentable, sino catastrófico, que casi la totalidad de los pacientes tengan que atenerse a estos criterios (o “anti-criterios”, debiera decir) que no resisten el menor análisis. La ciencia, especialmente la medicina, ha perdido el rumbo. Ya no ejerce un riguroso método científico. Sólo detenta una maquinaria infernal de lucro que se alimenta a costa de la enfermedad.


Segunda conclusión: si no resultara tan inconveniente y devastador para la industria infame de la medicina y de la farmacología que se diera a conocer el inmenso trabajo del Dr. Hamer, a esta altura resultaría evidente el vincular el cáncer de mama con los conflictos biológicos que les corresponden, a saber: conflictos relativos a daños a la integridad del nido para glándulas mamarias; o a la separación impotente en la relación madre-hijo/a (nido estricto), o separación de un querido compañero/a (nido extendido) para los conductos galactóforos. 


Una nueva medicina que integre al ser humano en su conjunto requiere de un nuevo enfoque que consiga abarcar a todos los niveles que forman parte individuo (indivisible).


125 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Delivering Package

Suscribirse a nuestro Blog

Gracias por suscribirse!

bottom of page